PRIMERA EDICIÓN

 

CRÓNICA breve de la PRIMERA JUSTA celebrada en el año 1606

 

 

A veintiocho de [diciembre] de 1606, día de los Santos Inocentes, que fue el aniversario de la muerte del Venerable Domingo Anadón, en el cual se cumplían cuatro años después de su dichoso tránsito, le pareció al padre Portero, fray Juan de Peñalosa, su sucesor, hacer las acostumbradas de su bendito predecesor con alguna extraordinaria solemnidad, y ordenó que después de la Misa de Todos los Santos, y sermón que se predicó de sus grandes virtudes y santidad, hubiese por la tarde en el Convento una JUSTA POÉTICA, en que se dijesen las maravillosas grandezas del bendito limosnero.

Esto se acordó cuatro días antes de Navidad, y aunque fue breve el tiempo, no fue bastante estorbo para que los delicados ingenios de Valencia no volasen como águilas, en seguimiento del celestial Anadón, y diesen alcance a muchas de sus alabanzas.

A los pobres aquel día se les dio un regalo o limosna, algo más de lo ordinario, a honra de Dios y del Santo Limosnero Anadón, cuya fiesta se hacía.
Dio pues el padre portero 19 camisas; y a la comida acostumbrada se añadieron doscientos pares de huevos, treinta libras de queso, una arroba de arroz y doscientos cincuenta panes.

Fijáronse carteles en que se daban tres temas o motivos poéticos, relacionados con la vida, la limosna y los milagros del santo caritativo, fray Domingo, y se prometían premios.

 
Debían presentarse:
a) Un soneto sobre la vida del Venerable Domingo Anadón.
Los premios para esta categoría fueron:
Primer premio, una sortija de oro.
Segundo premio, una cuchara de plata.

​b) Cinco Octavas, sobre la limosna a los pobres.
Primer premio, un relicario de plata.
Segundo premio, dos pares de guantes.

​c) Doce Quintillas o Redondillas sobre algún milagro atribuido a su intercesión.
Primer premio: unos guantes de ámbar (1).
Segundo premio: tres rosarios de plata.

​Y el día señalado, habiendo muy grande concurso de gente en la iglesia de Predicadores, asentándose los Tres Jueces, que para este certamen se señalaron, y el tribunal lo formaron, junto con ellos, Fray Diego Más como Presidente y el poeta Miguel Ribellas de Villanova, que hizo de secretario.

Dio comienzo el Certamen con las quintillas de Don Miguel Ribellas de Villanova, que hacía la introducción al certamen y que leyolas él mismo, en nombre de los pobres.


Los premios fueron los siguientes:

​SONETOS.
Primer premio. Soneto del padre fray Francisco de Castro.
Segundo premio. Soneto del doctor Alonso García de Luxán

OCTAVAS.
Primer premio. Octavas de sor Bernarda Romero
Segundo premio. Octavas de Vicente Gascón de Ciurana

QUINTILLAS.
Primer premio. Quintillas del Doctor Rejaule, a un milagro del Padre Anadón.
Segundo premio. Quintillas de Mosén Lorenzo Valenzuela, al milagro de la tercera luz.

​Sentencia del Certamen
A la finalización de la lectura Don Miguel Ribellas de Villanova leyó la sentencia comenzando con unas octavas, tan graves e ingeniosas, como elegantes; seguidas de unas redondillas.

Después da fin el pregón, y empiezan los remoquetes. Finalizando el acto con la sentencia final.

 

www.loscos.info

inicio

 

contacto

Aviso legal